jueves, 31 de diciembre de 2015

FRASES PARA LAS FAMILIAS





EVANGELIO DEL 1 ENERO 2016


Lectura del santo evangelio según san Lucas 2, 16-21 

En aquel tiempo, los pastores fueron corriendo hacía Belén y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que les habían dicho los pastores. María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Y se volvieron los pastores dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían oído y visto; conforme a lo que se les había dicho. Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.

Palabra del Señor


PREGUNTAS DE AÑO NUEVO

Hoy comenzamos un «año nuevo». ¿Cómo será?, ¿qué espero yo del nuevo año?, ¿qué deseo de verdad?, ¿qué es lo que necesito?, ¿a qué dedicaré mi tiempo más precioso e importante?, ¿qué sería para mí algo realmente nuevo y bueno en este año que hoy comienza?
¿Viviré de cualquier manera, pasando de una ocupación a otra, sin saber exactamente qué quiero ni para qué vivo, o aprenderé a distinguir lo importante y esencial de lo que es secundario? ¿Viviré de forma rutinaria y aburrida, o aprenderé a vivir con espíritu más creativo?
¿Seguiré este año alejándome un poco más de Dios o empezaré a buscarlo con más confianza y sinceridad? ¿Seguiré un año más mudo ante él, sin abrir mis labios ni mi corazón, o brotará por fin de mi alma maltrecha una invocación pequeña, humilde pero sincera?
¿Viviré también este año preocupado solo por mi bienestar o sabré preocuparme alguna vez de hacer felices a los demás?, ¿a qué personas me acercaré?, ¿sembraré en ellas alegría, o contagiaré desaliento y tristeza? Por donde yo pase, ¿será la vida más amable y menos dura?
¿Será un año más, dedicado a hacer cosas y más cosas, acumulando egoísmo, tensión y nerviosismo o tendré tiempo para el silencio, el descanso, la oración y el encuentro con Dios?, ¿me encerraré solo en mis problemas o viviré tratando de hacer un mundo más humano y habitable?
¿Seguiré con indiferencia las noticias que día a día me llegarán desde los países del hambre?, ¿contemplaré impasible los cuerpos destrozados de las gentes de Irak o los ahogados de las pateras?, ¿seguiré mirando con frialdad a los que vienen hasta nosotros buscando trabajo y pan? ¿Cuándo aprenderé a mirar a los que sufren con corazón responsable y solidario?
Lo «nuevo» de este año no nos vendrá de fuera. La novedad solo puede brotar de nuestro interior. Este año será nuevo si aprendo a creer de manera nueva y más confiada, si encuentro gestos nuevos y más amables para convivir con los míos,  si despierto en mi corazón una compasión nueva hacia los que sufren.



Homilía del Papa Francisco en el Jubileo de las Familias del Año de la Misericordia


El Papa Francisco presidió en la Basílica de San Pedro la Misa por el Jubileo de las Familias con ocasión de la fiesta de la Sagrada Familia en el marco del Año Santo de la Misericordia.
Las Lecturas bíblicas que hemos escuchado nos presentan la imagen de dos familias que hacen su peregrinación hacia la casa de Dios. Elcaná y Ana llevan a su hijo Samuel al templo de Siló y lo consagran al Señor (cf. 1 S 1,20- 22,24-28). Del mismo modo, José y María, junto con Jesús, se ponen en marcha hacia Jerusalén para la fiesta de Pascua (cf. Lc 2,41-52).
 Podemos ver a menudo a los peregrinos que acuden a los santuarios y lugares entrañables para la piedad popular. En estos días, muchos se han puesto en camino para llegar a la Puerta Santa abierta en todas las catedrales del mundo y también en tantos santuarios. Pero lo más hermoso que hoy pone de relieve la Palabra de Dios es que la peregrinación la hace toda la familia. Papá, mamá y los hijos, van juntos a la casa del Señor para santificar la fiesta con la oración. Es una lección importante que se ofrece también a nuestras familias. Es más, podemos decir que la vida de la familia es un conjunto de pequeños y grandes peregrinajes.
Por ejemplo, cuánto bien nos hace pensar que María y José enseñaron a Jesús a decir sus oraciones, y esto es un peregrinaje: el peregrinaje a la educación a la oración. Y también nos hace bien saber que durante la jornada rezaban juntos; y que el sábado iban juntos a la sinagoga para escuchar las Escrituras de la Ley y los Profetas, y alabar al Señor con todo el pueblo. Y, durante la peregrinación a Jerusalén, ciertamente cantaban con las palabras del Salmo: «¡Qué alegría cuando me dijeron: “Vamos a la casa del Señor”. Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén» (122,1-2).
Qué importante es para nuestras familias peregrinar juntos, caminar juntos para alcanzar una misma meta. Sabemos que tenemos un itinerario común que recorrer; un camino donde nos encontramos con dificultades, pero también con momentos de alegría y de consuelo. En esta peregrinación de la vida compartimos también el tiempo de oración. ¿Qué puede ser más bello para un padre y una madre que bendecir a sus hijos al comienzo de la jornada y cuando concluye? Hacer en su frente la señal de la cruz como el día del Bautismo. ¿No es esta la oración más sencilla de los padres para con sus hijos?
Bendecirlos, es decir, encomendarles al Señor, como hicieron, Elcaná y Ana, José y María, para que sea él su protección y su apoyo en los distintos momentos del día. Qué importante es para la familia encontrarse también en un breve momento de oración antes de comer juntos, para dar las gracias al Señor por estos dones, y para aprender a compartir lo que hemos recibido con quien más lo necesita. Son todos pequeños gestos que, sin embargo, expresan el gran papel formativo que la familia desempeña en el peregrinaje de todos los días.
Al final de aquella peregrinación, Jesús volvió a Nazaret y vivía sujeto a sus padres (cf. Lc 2,51). Esta imagen tiene también una buena enseñanza para nuestras familias. En efecto, la peregrinación no termina cuando se ha llegado a la meta del santuario, sino cuando se regresa a casa y se reanuda la vida de cada día, poniendo en práctica los frutos espirituales de la experiencia vivida. Sabemos lo que hizo Jesús aquella vez. En lugar de volver a casa con los suyos, se había quedado en el Templo de Jerusalén, causando una gran pena a María y José, que no lo encontraban. Por su «aventura», probablemente también Jesús tuvo que pedir disculpas a sus padres. El Evangelio no lo dice, pero creo que lo podemos suponer. La pregunta de María, además, manifiesta un cierto reproche, mostrando claramente la preocupación y angustia, suya y de José. Al regresar a casa, Jesús se unió estrechamente a ellos, para demostrar todo su afecto y obediencia. Hacen parte del peregrinaje de la familia, también estos momentos que, con el Señor, se transforman en oportunidad de crecimiento, en ocasión para pedir perdón y recibirlo, demostrar el amor y la obediencia.
Que en este Año de la Misericordia, toda familia cristiana pueda ser un lugar privilegiado de este peregrinaje en el que se experimenta la alegría del perdón. El perdón es la esencia del amor, que sabe comprender el error y poner remedio. Pobre de nosotros, si Dios no nos perdonase. En el seno de la familia es donde se nos educa al perdón, porque se tiene la certeza de ser comprendidos y apoyados no obstante los errores que se puedan cometer.
No perdamos la confianza en la familia. Es hermoso abrir siempre el corazón unos a otros, sin ocultar nada. Donde hay amor, allí hay también comprensión y perdón. Encomiendo a ustedes, queridas familias, este peregrinaje doméstico de todos los días, esta misión tan importante, de la que el mundo y la Iglesia tienen más necesidad que nunca.

Preciosa homilía que pone de manifiesto el ejemplo que la Sagrada Familia presenta a las familias de todos los tiempos. Jesús nos da un bello ejemplo al regresar a Nazareth y permanecer con sus padres en obediencia hasta los 30 años.
Oración para despedir el año que termina y recibir el Año Nuevo




Se acerca el fin del 2015 y el mundo entero se prepara para recibir el nuevo año con fiestas y fuegos artificiales, pero muchos olvidan de celebrarlo con Dios, dueño de la vida y el tiempo. Por ello te compartimos esta oración para rezarla junto con tu familia, comunidad o amigos antes de la medianoche del 31 de diciembre.
Se recomienda estar alrededor del nacimiento o pesebre. Juntos comienzan diciendo: “En el nombre del Padre…”
Luego se hace la siguiente oración:
Lector 1: “Señor, Dios, dueño del tiempo y de la eternidad, tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro. Al terminar este año queremos darte gracias por todo aquello que recibimos de ti.
Gracias por la vida y el amor, por las flores, el aire y el sol, por la alegría y el dolor, por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser. Te ofrecemos cuanto hicimos en este año, el trabajo que pudimos realizar, las cosas que pasaron por nuestras manos y lo que con ellas pudimos construir.
Lector 2: Te presentamos a las personas que a lo largo de estos meses quisimos, las amistades nuevas y los antiguos que conocimos, los más cercanos a nosotros y los que estén más lejos, los que nos dieron su mano y aquellos a los que pudimos ayudar, con los que compartimos la vida, el trabajo, el dolor y la alegría.
Pero también, Señor, hoy queremos pedirte perdón, perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado.
Todos: Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho, y perdón por vivir sin entusiasmo. También por la oración que poco a poco se fue aplazando y que hasta ahora vengo a presentarte. Por todos los olvidos, descuidos y silencios, nuevamente te pido perdón.
A pocos minutos de iniciar un nuevo año, detengo mi vida ante el nuevo calendario aún sin estrenar y te presento estos días que sólo tú sabes si llegaré a vivirlos.
Hoy te pido para mí y los míos la paz y la alegría, la fuerza y la prudencia, la claridad y la sabiduría. Quiero vivir cada día con optimismo y bondad llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión y paz.
Cierra tú mis oídos a toda falsedad y mis labios a palabras mentirosas, egoístas, mordaces o hirientes. Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno, que mi espíritu se llene sólo de bendiciones y las derrame a mi paso. Amén.”
Para terminar, los participantes se agarran de las manos y rezan un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria. Luego, entre todos, se dan un abrazo diciendo: “La paz sea contigo. ¡Feliz año Nuevo!”


jueves, 24 de diciembre de 2015

MÚSICA DE NAVIDAD - JÓVENES

NUESTRA CANCIÓN DE  NAVIDAD

















EL REGALO MÁS VALIOSO NO SON LAS COSAS, SINO EL AMOR DE LOS PADRES

AUDIENCIA DEL PAPA FRANCISCO A LOS TRABAJADORES DE LA SANTA SEDE

....Sin embargo, Francisco consideró la cosa “más importante” de su mensaje su pedido de “cuidar su matrimonio y a sus hijos”.

“Cuidar, no descuidar. Jugar con los niños, con los hijos. El matrimonio es como una planta. No es como un armario, que se mete allí, en la habitación, y basta espolvorearlo de vez en cuando”, señaló.

El Papa subrayó que “el matrimonio es una realidad viva: la vida de pareja nunca debe darse por sentada en ninguna fase del camino de una familia”.

“Recordemos que el don más valioso para los hijos no son las cosas, sino el amor de los padres. Y no me refiero sólo al amor de los padres hacia los hijos, sino al amor de los padres entre ellos, es decir, la relación conyugal. Esto hace tanto bien a ustedes y ¡también a sus hijos! ¡No descuidar a la familia!”, alentó.

El Santo Padre subrayó que “hablar con los hijos, escucharlos, preguntarles qué piensan, este diálogo entre los padres e hijos hace tanto bien, hace crecer en madurez a los hijos”.

Además, reiteró la importancia de los abuelos en las familias. “Los abuelos tienen la memoria, la sabiduría, no dejar a un lado a los abuelos, son muy importantes”.

“¿Que se discute en las familias? Lo sabemos todos, un matrimonio que no discute parece anormal, lo importante es no terminar la jornada sin hacer las paces”, señaló.

“Y ustedes padres cuando sus hijos han discutido antes de ir a la cama decirles ustedes que hagan la paz, dense la mano, dense un beso”, pidió.

Francisco alentó a las familias que si “han hecho la guerra durante el día” no permitan “que esta guerra se haga fría porque la guerra fría del día siguiente es más peligrosa de la guerra caliente ¿Entienden? Hacer la paz en la noche siempre”.

El Papa destacó luego que el Jubileo de la Misericordia se vive “también en la iglesia doméstica, ¡no sólo en los grandes eventos! Más bien, el Señor ama a quien practica la misericordia en las circunstancias ordinarias”.


“Esto quiero desearles: experimenten la alegría de la misericordia, comenzando por su familia”, señaló.

La Cena De Nochebuena

Las familias cristianas se suelen reunir en la noche del 24 de diciembre, víspera de la Navidad, y hacer una cena muy abundante. Se acostumbra comer pavo y otros platillos propios de esta época. Se trata de que sea una cena especial, distinta a la de todos los días, ya que se está celebrando el Nacimiento del Hijo de Dios. Esta costumbre nació en Europa y simboliza la abundancia que Cristo nos trae con su llegada.

Antes de la cena, la familia se reúne junto al Nacimiento y para realizar la ceremonia de arrullar y acostar al Niño Dios.

Debemos vivir las tradiciones y costumbres navideñas con el significado interior y no sólo el exterior para preparar nuestro corazón para el nacimiento de Jesús.

Algunas personas te podrán decir que estas costumbres y tradiciones las ha inventado la gente para divertirse y los comercios para vender. Recuerda que hay mucho significado detrás de cada una y trata de vivir estas tradiciones con el sentido profundo que tienen. Así, el 24 de diciembre no solo será un festejo más, sino que habrás preparado tu corazón con un verdadero amor a Dios y a tu prójimo.



Para rezar esta Nochebuena ante el pesebre
lector:1
Querido Padre, Dios del cielo y de la tierra:
En esta noche santa te queremos dar gracias por tanto amor. Gracias por nuestra familia y por nuestro hogar. Gracias por las personas que trabajan con nosotros.
Bendícenos en este día tan especial en el que esperamos el nacimiento de tu Hijo. Ayúdanos a preparar nuestros corazones para recibir al Niño Jesús con amor, con alegría y esperanza. Estamos aquí reunidos para adorarlo y darle gracias por venir a nuestro mundo a llenar nuestras vidas.
Hoy al contemplar el pesebre recordamos especialmente a las familias que no tienen techo, alimento y comodidad. Te pedimos por ellas para que la Virgen y San José les ayuden a encontrar un cálido hogar.
Lector 2:
Padre bueno, te pedimos que el Niño Jesús nazca también en nuestros corazones para que podamos regalarle a otros el amor que Tu nos muestras día a día. Ayúdanos a reflejar con nuestra vida tu abundante misericordia.
Que junto con tus Ángeles y Arcángeles vivamos siempre alabándote y glorificándote.
(En este momento alguien de la familia pone al Niño Jesús en el pesebre o si ya esta allí se coloca un pequeño cirio o velita delante de El).
Lector 3:
Santísima Virgen Maria, gracias por aceptar ser la Madre de Jesús y Madre nuestra, gracias por tu amor y protección. Sabemos que dia a dia intercedes por nosotros y por nuestras intenciones, gracias Madre.
Querido San José, gracias por ser padre y protector del Niño Jesús, te pedimos que ruegues a Dios por nosotros para que seamos una familia unida en el amor y podamos ser ejemplo de paz y reconciliación para los demás.
Amén


 LECTURA DEL DÍA DE NAVIDAD


Lectura del santo evangelio según san Juan (1,1-18):

En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió. Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz. La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron. Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios. Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad. Juan da testimonio de él y grita diciendo: «Éste es de quien dije: "El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo."» Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás: Dios Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.

Palabra del Señor






Comentario al Evangelio

Hay hay una luz que invade el mundo: en el solsticio de invierno del norte, en el solsticio de verano del sur. Una gran noticia, que San Juan nos narra como un viaje apasionante: aquél que es la Palabra, que estaba junto a Dios, viene a nosotros, y viniendo nos abre la puerta para volver, junto a Él, hacia el Padre.
La historia tiene comienzo y final. Venimos del deseo de amor del Padre y vamos hacia ese mismo amor. Y entre tanto, estamos en sus manos, para enlazar nuestras manos entre nosotros.
Pero no todo es tan sencillo: en el mundo hay tinieblas. Y la luz molesta a la tiniebla. Y nuestra voluntad puede recibir o puede rechazar al Dios que viene a nosotros “en cada persona y en cada acontecimiento”. Ahí nos jugamos la vida…
Lo bueno es que sabemos que “a los que le recibieron, les dio poder de hacerse hijos de Dios”. Como el Hijo, por Él y en Él. Y desde Él, todo cobra sentido. “En la vida y en la muerte, somos del Señor”.
Que hoy puedas contemplar el misterio de Belén. Que puedas sentir el calor y la luz que surgen del Dios-con-nosotros, que envían quien lo recibe a dar luz y calor a nuestro mundo. Que a pesar de los años y de las rutinas, puedas sorprenderte de que Dios haya puesto su tienda entre nosotros –por pura gracia- y se haya hecho compañero de camino: “Nadie ha visto jamás a Dios; el Hijo único, que es Dios y que vive en íntima comunión con el Padre, nos lo ha dado a conocer”. Para contarlo y para vivirlo.







sábado, 19 de diciembre de 2015


CUARTO DOMINGO DE ADVIENTO

Evangelio: Lucas 1, 39-45
En aquellos días, María se levantó y se dirigió apresuradamente a la serranía, a un pueblo de Judea.  Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.  Cuando Isabel oyó el saludo de María, la criatura dio un salto en su vientre; Isabel, llena de Espíritu Santo exclamó con voz fuerte: “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre”.  ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Mira, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura dio un salto de gozo en mi vientre.  ¡Dichosa tú que creíste!  Porque se cumplirá lo que el Señor te anunció.
Palabra del Señor






COMENTARIO AL EVANGELIO
La aldea de Belén había salido del anonimato gracias a que en ella nació el rey David. Pero aún así continuaba siendo una aldea pequeña al decir del profeta.  A pesar de todo allí iba a nacer el Mesías de Israel. Eso cambiará la suerte de esa aldea y pasará a ser conocida de todos en la historia cristiana. Jesús nació en la periferia del mundo, en el seno de una familia pobre y desconocida. No es uno de esos héroes que vemos desfilar en nuestros libros de historia, donde sólo cuentan los grandes. Jesús, naciendo en un rincón perdido de la geografía del imperio, ha hecho suya la historia de los pobres y sencillos.

Los pobres se echan una mano entre los familiares, porque no pueden permitirse el lujo de tener criados. Los pobres y sencillos saben percibir la grandeza de los gestos más pequeños. Isabel descubre inmediatamente que su prima María lleva en su seno alguien que es más importante. Esa prima es ahora la Madre de mi Señor.  La visita de María a Isabel pone de relieve el gran amor de María que, ya encinta, emprende un largo camino para ayudar a su prima, que está ya en los meses finales de la espera de un hijo (Lc 1,39-45). Pero el gran regalo que María hace a Isabel es la presencia de Dios en su seno, presencia reconocida inmediatamente por Juan y por su madre. No hay que extrañarse pues de los saltos de gozo de Juan en el vientre de su madre. Isabel reconoce inmediatamente la fe de María, que ha sido la causa de toda la alegría que ha irrumpido en el mundo con la encarnación de Dios. La fe de María ha sido la acogida y la respuesta al amor de Dios que ha querido tomar carne en su seno.


domingo, 13 de diciembre de 2015


Papa Francisco evoca a la familia para explicar cómo es la misericordia de Dios


El Pontífice explicó que Dios “se ha enamorado de esta miseria, se ha enamorado precisamente de esta pequeñez”; y en este monólogo de Dios con su pueblo “se ve este amor”, un “amor tierno, un amor como el del papá o la mamá” cuando habla con el niño que “se despierta de noche asustado por un sueño” y lo tranquiliza diciéndole: “Yo te tomo la mano derecha, quédate tranquilo, no temas”.

“Todos nosotros conocemos las caricias de los papás y de las mamás, cuando los niños están inquietos por el susto: ‘No temas, yo estoy aquí; Yo estoy enamorado de tu pequeñez; me he enamorado de tu pequeñez, de tu nada’. E incluso: ‘No tengas miedo de tus pecados, Yo te quiero tanto; Yo estoy aquí para perdonarte’. Esta es la misericordia de Dios”, afirmó Francisco.

Según informó Radio Vaticana, el Santo Padre recordó también a un santo que hacía muchas penitencias y al que el Señor le pedía cada vez más; hasta que un día este le dijo que ya no tenía nada más para darle y a quien Dios le respondió: “Dame tus pecados”.

“El Señor quiere tomar sobre sí nuestras debilidades, nuestros pecados, nuestros cansancios. Jesús cuántas veces hacía sentir esto y después: ‘Vengan a mí, todos ustedes que están fatigados, agobiados, y yo les daré descanso. Yo soy el Señor tu Dios, que te tengo por la derecha, no temas pequeño, no temas. Yo te daré fuerza. Dame todo y yo te perdonaré, te daré paz”, señaló el Papa.

Francisco aseguró que estas son “las caricias de Dios”, “de nuestro Padre, cuando se expresa con su misericordia”.









“Nosotros que estamos tan nerviosos, cuando una cosa no va bien, nos agitamos, estamos impacientes… En cambio Él: ‘Quédate tranquilo, hiciste algo gordo, sí, pero quédate tranquilo; no temas, Yo te perdono. Dámela’. Esto es lo que significa lo que hemos repetido en el Salmo: ‘El Señor es misericordioso y grande en el amor’. Nosotros somos pequeños. Él nos ha dado todo. Nos pide sólo nuestras miserias, nuestras pequeñeces, nuestros pecados, para abrazarnos, para acariciarnos”.

El Papa concluyó su homilía invitando a los fieles a pedir “al Señor que despierte en cada uno de nosotros, y en todo el pueblo, la fe en esta paternidad, en esta misericordia, en su corazón. Y que esta fe en su paternidad y su misericordia nos haga un poco más misericordiosos con los demás”.



«Los padres no están para servir a sus hijos. No son sus súbditos»

«Queremos que crezcan felices, de la infancia a la adolescencia», el nuevo libro de la psicóloga infantil Silvia Álava, llega a las librerías de toda España.  Os presento algunos aspectos interesantes de la entrevista que le han hecho en el periódico ABC el 10 de noviembre.

Tras la publicación de su libro "Queremos hijos felices", muchos padres nos comentaron que querían saber cómo actuar con hijos más mayores. Por eso en esta nueva entrega hemos decidido centrarnos en el periodo que va comprendido entre los seis y los doce años. Así, a través de experiencias reales, la psicóloga Silvia Álava va tratando todo aquello que causa dudas a la familia, y hace que los padres se sientan mal, fallen, pierdan la paciencia, griten o digan cosas de las que luego se arrepienten.
Muchos padres de hoy se ven perdidos ante tanta información de cómo educar a sus hijos.
Los padres de hoy lo tienen más difícil que nunca. Porque se les junta que es verdad que están muy preparados a nivel profesional, pero luego tienen un nivel de exigencia altísimo. A los padres de hoy en día se les exige prácticamente que sean perfectos en todas las facetas de su vida, incluida la paternidad. Pero es que la sociedad también exige a los niños que sean perfectos. Los niños desde bien pequeños ya tienen que estar apuntados a idiomas, a algún deporte, sacar unas notas estupendísimas… Creo que debemos relajarnos, intentar disfrutar de la paternidad, y que los niños disfruten de la niñez. Los padres van a educar a sus hijos lo mejor posible, pero nunca hay que buscar ser el padre perfecto, porque el padre perfecto y la madre perfecta no existen.
Los niños de hoy, también parecen estar expuestos a demasiada información, y a un altísimo nivel de exigencia. Con cuatro años van a clases de chino, de equitación, de música, y de predeporte.
Los niños necesitan tiempo para jugar, y también necesitan tiempo para aburrirse. Hay momentos y edades para todo. Pero incluso cuando son un poquito más mayores, que ya no estamos hablando de niños pequeños, a partir de los 6 años, también necesitan un "tiempo en blanco", por así decirlo. Lo que no podemos pretender es que un niño tenga desde que se levanta hasta que se acuesta incluida toda la tarde completamente planificada de tal forma que no les sobra ningún minuto libre. Ese ritmo no hay quien lo aguante. Porque eso implica estar en una continua capacidad de atención, de organización, de planificación… no les das tiempo para distraerse un minuto con un muñeco.

Pero ahora todos los niños van a extraescolares. Parece que si no puede participar en estas actividades juega en desventaja con otros niños de su entorno.
Respecto a esto, es importante saber que cada niño tiene una velocidad de desarrollo. Y que no le podemos comparar ni con los amigos ni con los hermanos. Eso hay que asumirlo. A lo mejor el hijo del vecino tiene otra realidad, u otras competencias diferentes. Cada niño puede tener unos puntos en los que destaque, y esto no significa que sean ni mejores ni peores. Dentro de la familia, educar no es favorecer una competición para ver qué hijo es el mejor. Cada niño tiene que hacerlo lo mejor que pueda según sus posibilidades. Y nosotros tenemos la responsabilidad de reforzar según sus posibilidades, pero no se les puede exigir a todos los niños lo mismo. Eso es una faena. Porque hay algunos que pueden dar muchísimo y otros no te pueden dar todo. Y por supuesto no puedes compararle con amiguitos o vecinos…
En el libro nos ofrecen un consejo muy básico, como es no poner etiquetas al niño. ¿Qué alternativas hay?
El niño nunca va a funcionar bien con etiquetas. Una de las cosas en las que insistimos mucho es que en castellano existen dos verbos, ser y estar. Podemos decir "tú no eres malo; te estás portando mal, y en concreto hoy porque no has hecho los deberes, porque has gritado a tu hermano…". Debemos especificar exactamente lo que está haciendo mal en ese momento.
A su juicio, ¿en qué aspecto deberíamos trabajar sí o sí todas las familias?
En inteligencia emocional (IE). Aunque de unos años a esta parte ya se empieza escuchar, sigue siendo un tema desconocido. Hay muchas teorías y modelos para trabajarla.

Los niños y los adultos deben aprender a regular las emociones. Hay muchos padres que confunden regular las emociones con aceptar el estallido emocional. Si a determinada edad el niño se frustra por algo, y le permitimos una pataleta que no está ajustada a su edad, con un estallido de gritos y contestaciones, el niño volcará su frustración en los padres.

sábado, 12 de diciembre de 2015

EVANGELIO DEL DOMINGO 13 DICIEMBRE 2015

Lectura del santo evangelio según san Lucas (3,10-18):

En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan: « ¿Entonces, qué hacemos?»
Él contestó: «El que tenga dos túnicas, que se las reparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo.»
Vinieron también a bautizarse unos publicanos y le preguntaron: «Maestro, ¿qué hacemos nosotros?»
Él les contestó: «No exijáis más de lo establecido.»
Unos militares le preguntaron: « ¿Qué hacemos nosotros?»
Él les contestó: «No hagáis extorsión ni os aprovechéis de nadie, sino contentaos con la paga.»
El pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos: «Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego; tiene en la mano el bieldo para aventar su parva y reunir su trigo en el granero y quemar la paja en una hoguera que no se apaga.»
Añadiendo otras muchas cosas, exhortaba al pueblo y le anunciaba el Evangelio.
Palabra de Dios




COMENTARIO AL EVANGELIO DE ESTE DOMINGO


Podemos adelantar que Lucas quiere humanizar, con razón, el mensaje apocalíptico del Bautista para vivirlo más cristianamente. En realidad es el modo práctico de la vivencia del seguimiento que Lucas propone a los suyos. Acuden al Bautista la multitud y nos pone el ejemplo, paradigmático, de los publicanos y los soldados. Unos y otros, absolutamente al margen de los esquemas religiosos del judaísmo. Lucas no ha podido entender a Juan el Bautista fuera de este mensaje de la verdadera salvación de Dios. Este cristianismo práctico, de desprendimiento, es una constate en su obra.

Nos encontramos con la llamada a la alegría de Juan el Bautista; es una llamada diferente, extraña, pero no menos verídica: es el gozo o la alegría del cambio. El mensaje del Bautista, la figura despertadora del Adviento, es bien concreto: el que tiene algo, que lo comparta con el que no tiene; el que se dedica a los negocios, que no robe, sino que ofrezca la posibilidad de que todos los que trabajan puedan tener lo necesario para vivir en dignidad; el soldado, que no sea violento, ni reprima a los demás. Estos ejemplos pueden multiplicarse y actualizarse a cada situación, profesión o modo de vivir en la sociedad. Juan pide que se cambie el rumbo de nuestra existencia en cosas bien determinantes, como pedimos y exigimos nosotros a los responsables el bienestar de la sociedad. No es solamente un mensaje moralizante y de honradez, que lo es; es, asimismo, una posibilidad de contribuir a la verdadera paz, que trae la alegría. 

martes, 8 de diciembre de 2015

Inmaculada de los jóvenes

Sor Isabel Guerra, contemplativa del monasterio cisterciense de Santa Lucía (Zaragoza), es la autora de la La Inmaculada de los jóvenes, lienzo que recorre las diócesis españolas desde agosto, cuando se presentó en el Encuentro de Jóvenes celebrado en Ávila.


LA VIRGEN INMACULADA DE LOS JÓVENES


Lectura del santo evangelio según San Lucas 1, 26-38

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo:
- «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.
El ángel le dijo:
- «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»
Y María dijo al ángel:
- «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»
El ángel le contestó:
- «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios.
Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»
María contestó:
- «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»
Y la dejó el ángel.

Palabra del Señor

lunes, 7 de diciembre de 2015

MÚSICA - JÓVENES

JUSTIN BIEBER


Cada movimiento que realiza el cantante canadiense es aplaudido por la legión de 'beliebers' repartidas por el mundo. Quizás él sea, de entre todos los artistas de los que estamos hablando, el que cuente con una mayor trayectoria y el que haya sido capaz, a pesar de su corta edad, de crear tendencia con su música y con su manera de vestir. Es tal el apoyo que cuenta por parte de sus seguidores, que cuando ingresó en prisión por conducir borracho, salió saludando a la legión de fans que le esperaban a la puerta de la prisión. Es más, el diario 'The Observer' aseguró que tiene más influencia en las redes sociales que el mismísimo Barack Obama. Con tres álbumes en el mercado y otras tantas giras realizadas, no solo su música, sino su actitud, se han convertido en un referente para millones de adolescentes.



BIOGRAFÍA


Justin Bieber nació el 1 de marzo de 1994, en Ontario, Canadá. Hijo único de Jeremy Jack Bieber, un carpintero practicante de artes marciales, y de Patricia Mallette. Sus progenitores nunca se casaron.

Su madre lo crio con la ayuda de su abuela Diane, y su padrastro, Bruce. Su madre fue empleada en trabajos de baja remuneración. Bieber mantuvo contacto con su padre. Creció en la ciudad de Stratford, Ontario. Desde muy niño sintió interés por el mundo de la música, aprendiendo a tocar de manera autodidacta el piano, la batería, la guitarra y la trompeta.

Cuando Justin tenía doce años se presentó a un concurso de canto en Stratford, quedando en segundo lugar. Su madre subió a YouTube el video de la actuación para sus familiares, y progresivamente fue añadiendo más videos de interpretaciones de su hijo. Dos años después de su primer video, tenía 90,000 suscriptores en su canal. Casualmente un ejecutivo llamado Scooter Braun, vio uno de sus videos de 2007 en Internet mientras buscaba videos de otro artista musical. Se puso en contacto con Justin y juntos viajaron a Atlanta, Georgia. Allí se reunieron con el compositor y cantante de R&B, Usher. Justin cantó para él y Usher le consiguió una audición para Island Records, discográfica que le contrató en octubre de 2008.

En julio de 2009 se lanzó "One Time", el primer sencillo de Bieber. El single logró en la primera semana la decimosegunda posición en la lista de éxitos Canadian Hot 100 y posteriormente alcanzó la decimoséptima ubicación en la lista Billboard Hot 100. El 17 de noviembre de 2009 su primer disco, "My World" vio la luz, debutando en el número seis de la Billboard 200. "My World" ha sido disco de platino en Estados Unidos y doble platino en Canadá y Reino Unido. Lo primero que hizo con su primer millón de dólares ganado fue comprar una casa para su madre. Con 16 años Justin Bieber ya había ganado 100 millones de dólares.

El 13 de diciembre de 2009 participó junto a otros artistas en la celebración Christmas in Washington, en la Casa Blanca, interpretando "Someday at Christmas" de Stevie Wonder. Ha actuado dos veces para el presidente Obama e hijas y sus conciertos tienen lleno total. Su mayor éxito lo ha conseguido con el sencillo "Baby", incluído en "My World 2.0". La canción rápidamente se coló en la quinta posición de la lista de sencillos más escuchados en los Estados Unidos. El 12 de septiembre de 2010 fue galardonado en los MTV Video Music Awards, como el mejor artista revelación. Aunque se declara cristiano, Bieber reza la oración judía Shema Yisrael antes de cada show.

El 25 de octubre de 2015, Justin Bieber se coronó como el triunfador en los MTV Europe Music Awards, que se celebraron en el Mediolanum Forum de Milán, Italia. Además de recibir una estatuilla en la categoría de Mejor Look, el último premio que se entregó durante el evento, el canadiense recibió los galardones de Mejor Colaboración, por “Where Are Ü Now”, con Skrillex y Diplo, Mejor Acto Mundial Norteamérica, Mejor Acto Masculino y Mayores Fans.



El club de los incomprendidos

Amor, amistad y adolescencia en ‘El club de los incomprendidos’

CARLOS SEDES DEBUTA EN LA DIRECCIÓN DE ESTA PELÍCULA ESPAÑOLA BASADA EN EL BEST-SELLER JUVENIL ‘¡BUENOS DÍAS, PRINCESA!’

Ya ha llegado a las salas españolas de cine uno de los estrenos más esperados de los últimos meses por parte del público adolescente. Se trata de ‘El club de los incomprendidos’, la adaptación a la gran pantalla del superventas juvenil ‘¡Buenos días, princesa!’, dirigida por el debutante Carlos Sedes y protagonizada por los jóvenes Charlotte Vega, Jorge Clemente, Álex Maruny e Ivana Baquero.

El amor, la amistad, los sueños, las esperanzas o la exclusión social son algunos de los temas fundamentales que aborda esta película, cuyo director ya ha demostrado una dilatada experiencia al frente de series de televisión como ‘Hispania’, ‘Gran Hotel’ o ‘Velvet’. En esta ocasión aborda los principales problemas de la juventud más temprana.

El argumento, adaptado por el mismo equipo de guionistas de ‘Promoción fantasma’, se centra en Valeria, una joven que se acaba de trasladar a Madrid tras la separación de sus padres y que en su nuevo instituto se ve obligada a asistir a unas reuniones con el orientador, donde conoce a otros compañeros con dificultades. 

"Me gusta mucho cómo se genera la amistad en este grupo, a partir de los miedos de cada uno. Cada uno sabe demasiado del otro. Y también cómo el personaje de Valeria aún no sabe a qué grupo pertenece, pero decide disfrutar de esa búsqueda, ir probando", ha señalado el cineasta sobre el contexto creado para la película.

El tema da pie a que los "incomprendidos", con el escritor Francisco de Paula (conocido como Blue Jeans) a la cabeza, reivindiquen el género juvenil en España. "Hay muy pocas películas para adolescentes, son los grandes olvidados, y creo que habría que fomentar el cine para gente joven", concluye Jorge Clemente, uno de los actores.

A continuación, el tráiler de la película:



VER ON LINE: 
http://gnula.nu/drama/ver-el-club-de-los-incomprendidos-2014-online/


CRÍTICA A LA PELÍCULA:

Creo que los libros son siempre mejores. Blue Jeans es un genio, pero la película es una adaptación del libro. Lo que quiere decir que el director los puede ver de la manera que desee…este film tiene un cierto parecido, pero no se iguala a “Buenos días princesa”, pero ha sido una película pasable, con actores que me sorprendieron bastante. 

En general podemos decir que es una comedia romántica, que enaltece el amor, la amistad y el buen rollo con altas dosis de sentimentalismo, psicología de parvulario y caligrafía de teleserie.

El Club De Los Incomprendidos Trailer Oficial (2014) HD

Papa Francisco: Las 3 palabras que resumen la vocación a ser padres

El Pontífice pide reaccionar a la colonización ideológica  en el Congreso Eclesial de la diócesis de Roma



La diferencia entre el hombre y la mujer hace crecer a los hijos, sostuvo el Papa Francisco este 14 junio ante 20.000 fieles presentes en la plaza de San Pedro en ocasión del Congreso Eclesial de la diócesis de Roma.

El Pontífice habló de reaccionar a la colonización ideológica, en un discurso que dirigió a sacerdotes, catequistas, y a padres de familia. “Siembren amor” –recomendó a los padres– “y recuerden que los hijos son sagrados”. Asimismo, pidió a los padre separados no tener como rehenes a los hijos para hacer la guerra al ex marido o ex mujer.

La cita era con la diócesis de Francisco y él pidió a los fieles, después de la invocación al Espíritu Santo, que sigan transmitiendo la fe a las nuevas generaciones de la ciudad y no solo, para un “renacimiento moral y espiritual” de Roma.

“Nuestra ciudad debe renacer moral y espiritualmente, porque parece que todo es lo mismo, que todo es relativo; que el Evangelio es sí, una bella historia de cosas bellas, es bello leerlo, pero queda ahí, una idea”.

El Papa pidió una atención especial a “las colonizaciones ideológicas que envenenan el alma y la familia”: “Estas colonizaciones ideológicas, que hacen tanto mal, destruyen una sociedad, un país, una familia. Y por esto tenemos necesidad de un verdadero renacimiento moral y espiritual”.

El Obispo de Roma invitó a reflexionar sobre por qué ser padres de familia en nuestros tiempos. Y resumió esta vocación en tres palabras: vocación, comunión y misión. 

Vocación:

La vocación porque ser papá y mamá –indicó– es una llamada de Dios “a amarse totalmente sin reservas, cooperando con Dios en este amor y en transmitir la vida a los hijos”.

“El Señor los ha elegido para que se amen y transmitan la vida. Estas dos cosas: la vocación de los padres. Ésta es una llamada bellísima porque nos hace crecer, de manera del todo especial, a imagen y semejanza de Dios. Ser papá y mamá significa de verdad realizarse plenamente, porque es volverse similares a Dios”, agregó.

Los hijos son lo que ven en sus padres, dijo, y les pidió “amarse” y “creer” en la belleza del amor. “Para un hijo no hay enseñanza y testimonio más grande que ver a sus padres que se aman con ternura, se respetan, son gentiles entre ellos, se perdonan mutuamente”.

En este sentido, indicó que el amor es lo que “llena de alegría y felicidad verdadera”. “Los hijos, antes de habitar una casa hecha de ladrillos, habitan en otra casa, todavía más esencial: habitan el amor recíproco de los padres”.


Comunión:

Sucesivamente, el Papa reflexionó sobre la palabra comunión: “Ser padres se basa en la diversidad bíblica de ser varón y mujer”. Así, la diferencia entre el hombre y la mujer hace crecer a los hijos. “Las diferencias son riquezas. Hay tanta gente que tiene miedo de las diferencias, pero son riquezas”.

“Una diversidad que se hace complementariedad y reciprocidad” hace crecer a los esposos y a los hijos, recalcó el Papa. “Los hijos maduran viendo a papá y mamá así; maduran la propia identidad en comparación con el amor que tienen papá y mamá, en comparación con esta diferencia”.

No usen a los hijos contra el ex 

El Pontífice pidió custodiar la familia, pero si “la separación parece inevitable” sepan que la “Iglesia los lleva siempre en el corazón y que su deber educativo no se interrumpe”.

De esta manera exhortó a los padres que se separan: “No usen a sus hijos como rehenes”. “¡Nunca, nunca hablar mal del otro a los hijos! ¡Nunca! Porque ellos son las primeras víctimas de esta lucha y – permítanme la palabra – también de este odio, tantas veces, entre los dos. ¡Los hijos son sagrados! ¡No los hieran!”

Misión 

El Papa Francisco invitó a los padres a ver el matrimonio como una misión. “El don del matrimonio es misión”, señaló. “Sean colaboradores del Espíritu Santo que susurra las palabras de Jesús, séanlo también para sus hijos”.

“Ellos aprenderán de sus labios y de su vida que seguir al Señor dona entusiasmo, ganas de darse por los otros, dona esperanza siempre, frente a las dificultades y a los dolores, porque no se está jamás solos, sino siempre con el Señor y con los hermanos”.

Por último, el Papa Francisco recordó el papel de los abuelos en la familia. “Ellos, que han salvado la fe en tantos países en los que estaba prohibido practicar la religión, ellos que enseñaban las oraciones a los niños. Ellos tienen la sabiduría, no se avergüencen, tenerlos en casa es una riqueza”, instó el Papa.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Sinopsis de la película: Del revés (Inside Out)




El paso del tiempo puede ser un camino complicado. También lo es para la joven Riley Anderson cuando, con sólo 11 años, tiene que dejar atrás su vida en el Medio Oeste y mudarse a San Francisco.


Como el resto de las personas, la vida de Riley se guía por sus emociones: Alegría, Miedo, Ira, Asco y Tristeza. Todas ellas viven en el Cuartel General, el centro de control dentro de su cabeza desde donde ayudan y dirigen los comportamientos de la chica en su día a día.
Aunque Alegría intenta dominar los sentimientos para mantener a la niña en un estado de felicidad, Tristeza comienza a cambiar las cosas y a hacer que la melancolía se extienda. Una serie de sucesos hace que las dos emociones salgan accidentalmente del Cuartel General y viajen por la mente de Riley mientras tratan de encontrar el camino de vuelta.


CRÍTICA DE LA PELÍCULA




¿Qué significa crecer, hacerse adulto? ¿Cómo se configuran nuestras emociones para poder acabar dando forma a nuestra personalidad? ¿Cuál es la importancia de los recuerdos en nuestro crecimiento personal? ¿Cuál es el valor real de la tristeza como emoción? ¿Tiene alguna connotación positiva? ¿Pueden este tipo de preguntas estar relacionadas con una película de animación cuyo objetivo principal, que no único, es el de entretener al públio? O, dicho de otra forma, ¿Puede un film abiertamente mainstream y configurado, básicamente, bajo la conjugación de ideas/emociones/colores primarios convertirse en una compleja obra plagada de capas que acaben por definir de forma tan certera como emocionante el raciocinio inherente a la existencia humana? ¿Y además ser una aventura básica con apariencia de videojuego de los años 90: con dos protagonistas alternas que deben pasar de pantalla (distintos escenarios cognitivos que dan forma a la memoria a largo plazo) continuamente para lograr alcanzar su meta? Para saber las respuestas a todo esto (y a mucho más), precisamente existe Del revés, la última película surgida de esa fábrica obras maestras llamado Pixar Animation Studios.


Consumo de Alcohol en los jóvenes



De acuerdo con un informe del centro de atención de adolescentes Casa Fusa, en coincidencia con la 5ª encuesta de la Sedronar.

El consumo de alcohol en jóvenes se duplicó en los últimos diez años

Aunque los varones siguen bebiendo más, las mujeres triplicaron su nivel de ingesta. La práctica se inicia antes de los 13 años, e incide en hechos de tránsito, contagios de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.

El consumo de alcohol en los jóvenes se duplicó en los últimos diez años. Los varones siguen tomando más que las mujeres, pero ellas vienen triplicando su nivel de consumo. La práctica se inicia antes de los 13 años y en el 70% de los casos lo que se toma es cerveza. Así lo aseguran especialistas del centro de atención de adolescentes Casa FUSA, a partir de un relevamiento en sus consultorios, coincidente con las estadísticas de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar).

Las preocupaciones de los especialistas se concentran en las consecuencias que les pueda traer a esos adolescentes la pérdida de conciencia, como son los embarazos no deseados, los hechos de tránsito o el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

"Se ve cotidianamente en los consultorios. Empezó a bajar la edad de consumo de alcohol esporádico, lo cual no condiciona una enfermedad, a menos que a la larga sea habitual. Pero lo que hoy nos preocupa es que el alcohol haga que los adolescentes no puedan discernir y eso los lleve a situaciones de vulnerabilidad frente a las relaciones sexuales, al consumo de otras sustancias o al riesgo de ser atropellados", advierte el doctor Enrique Berner, especialista en pediatría y adolescencia, jefe del servicio de Adolescencia del Hospital Argerich, y director adjunto de Casa FUSA. Esta organización sin fines de lucro ofrece consejería gratuita, al igual que los hospitales públicos porteños y los 239 centros de prevención o de atención de adicciones de la provincia de Buenos Aires. Para ejemplificar los riesgos, Berner relata: "Hay chicas que vienen a buscar anticoncepción de emergencia porque, al tomar mucho alcohol, no recuerdan si tuvieron sexo o no." 
Uno de los nudos centrales del problema es que los adolescentes que comenzaron a consumir a edad temprana no lo ven como un inconveniente. "En el marco de las entrevistas médicas personalizadas que realizan los jóvenes con nuestro staff médico, surge que en la adolescencia, la salud no es una de sus principales preocupaciones: tienen una percepción sana sobre sí mismos", asegura la doctora Sandra Vázquez, directora ejecutiva de Casa FUSA.

El año pasado se conoció la tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, a cargo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y del Ministerio de Salud de la Nación, que indaga cada cuatro años sobre enfermedades crónicas no transmisibles, aquellas que explican el 60% de las muertes en la Argentina. Ese informe reveló que el 10,4% de la población transitó alguna vez un consumo de alcohol episódico excesivo, mientras que la cifra cuatro años atrás era del 8,9 por ciento. El consumo de alcohol regular de riesgo se mantuvo en torno al 10%, sin variaciones notables desde 2005.

Ese trabajo confirmó la tendencia de la 5ª encuesta de la Sedronar, que afirma que entre 2001 y 2011 se incrementó un 113% el abuso de alcohol entre los estudiantes secundarios, aunque el mayor salto estadístico se dio entre 2001 y 2005, con un 67 por ciento. Ese trabajo indicaba que la edad promedio en la que se inicia la ingesta de alcohol es de 13 años, y que no hay diferencias entre varones y mujeres ya que ambos beben por igual.

Viviana Baranchuk es directora médica de la Fundación DAAT, que también difundió un relevamiento al respecto. "Hablar de consumo de alcohol se convirtió en algo habitual, como si fuese un consumo mas, equiparado a una bebida común. Hay cierto permiso de los padres, que buscan conectarse con los hijos de manera horizontal. Creen que les hacen un favor al permitirles este consumo. Y hay también una presión social, donde el que no consume queda excluido", sostiene la especialista, que considera que la mayoría de edad es un buen punto de corte hasta el cual no conviene comenzar a beber alcohol. Baranchuk explica que el "límite normal", que puede ser metabolizado por el hígado, es de una copa diaria para la mujer y dos en el hombre. "Porque la mujer no metaboliza bien el alcohol, y sin embargo está aumentando su consumo a la par que el hombre, con lo cual a futuro habrá más problemas", argumenta.