sábado, 18 de febrero de 2017

REZA EN FAMILIA


MISTERIO DE LA VIDA - FAMILIA

CARTA ABIERTA DE UN SACERDOTE A LOS JÓVENES





Querido amigo, te pido unos minutos para que leas esta carta HASTA EL FINAL:

Te querque recibí se añadieron las estadísticas que me llegaron sobre la vida religiosa. Este año 2300 religiosos han pedido la suspensión de sus votos (entre estos son entorno a 600 sacerdotes que pidieron la dispensa del celibato). Unido a este dato «escalofriante» está la media de edad altísima en muchas congregaciones religiosas.

Cada año se cierran muchos conventos en España por falta de vocaciones y posibilidad de sobrevivencia… Son muchas las razones que confluyen para que sea tan elevada la edad de sacerdotes y religiosos y muchas congregaciones parezcan estar destinadas a extinguirse, al menos en España y en Europa. No voy a entrar en el análisis. La razón de mi carta es para confiarte mi reacción ante estos datos.


La PRIMERA es la de haber sentido una llamada personal a la fidelidad y entrega en la vocación que gratuitamente he recibido sin merecerla y unido a esto a «redoblar» mi oración por esta fidelidad en los seminaristas, sacerdotes y religiosos y por las vocaciones consagradas en la Iglesia.

La SEGUNDA es la de no callarme y hacer una invitación a todos los jóvenes que conozco a que os planteéis en serio la posibilidad de la llamada al sacerdocio y a la vida religiosa.

Recuerdo cuando tenía 15 años que mi Director Espiritual siempre nos decía a los jóvenes… ¿si no salen de aquí las vocaciones de donde van a salir? Aquello me hacía plantearme en la oración …¿estas palabras irán por mi? Pienso que hay muchos jóvenes cristianos, comprometidos, que no se plantean en serio esta posibilidad. Dan como por supuesto que no va con ellos… antes de haberse parado a pensarlo en serio… Y es tan grande la mies…

Está claro que este planteamiento en serio solo es posible si uno tiene horizontes de eternidad, si lucha por vivir en gracia, hace Ejercicios, tiene celo por llevar a Jesús a los demás, reza a diario y se pone en serio delante de la Cruz y el Sagrario a preguntarle a Jesús ¿Qué quieres de mi? en actitud de disponibilidad a lo que El pueda querer, poniendo un cheque en blanco ante su presencia para que EL ponga lo que quiera.

Por eso desde esta preocupación porque en la Iglesia no dejen de haber sacerdotes, religiosos y religiosas que sean «sal de la tierra» y «luz del mundo», te invito a que reces más, a que te encuentres de corazón a Corazón con Jesús y le preguntes ¿Señor, qué quieres de mi?…

Y la TERCERA llamada que he sentido es a pedirte que pidas y hagas que otros pidan a que haya muchos jóvenes de entre vosotros que sean valientes y generosos para dejarlo todo para seguir de cerca al Señor en el sacerdocio o la vida religiosa.

Este amigo cura que te escribe y lleva ya casi 23 años ordenado quería hacerte esta confidencia…Y con el corazón en la mano te dice…¡Vale la pena entregar la vida entera por la causa de Cristo y su evangelio!… Como nos dijo San Juan Pablo II en Madrid: «Si sientes la llamada del Señor en tu interior, se generoso, no la acalles».

Gracias por leerme. Reza por mi y por todos los sacerdotes y consagrados. Yo lo hago por ti a la Virgen en el 4° misterio del rosario de todos los días (incluyo a todos los jóvenes). La Señora cuida de todos sus jóvenes y os muestra el camino para llegar a Jesús.

Puedes pasar este correo a todos los amigos que pienses que les pueda hacer bien.

Que Dios te bendiga


José María Alsina, sacerdote diocesano de Toledo

Fecha de Publicación: 07 de Febrero de 2017




FRASES - FAMILIA


PALABRA DE DIOS

EVANGELIO DOMINGO 19 FEBRERO 2017 - VII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO



Lectura del Santo Evangelio según san Mateo (5,38-48):

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«Habéis oído que se dijo: “Ojo por ojo, diente por diente”. Pero yo os digo: no hagáis frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, dale también el manto; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñale dos; a quien te pide, dale, y al que te pide prestado, no lo rehúyas.

Habéis oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo”.

Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos.

Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y, si saludáis solo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto».


Palabra de Dios





EVANGELIO COMENTADO POR JOSÉ ANTONIO PAGOLA


La llamada al amor es siempre atractiva. Seguramente, muchos acogían con agrado la llamada de Jesús a amar a Dios y al prójimo. Era la mejor síntesis de la Ley. Pero lo que no podían imaginar es que un día les hablara de amar a los enemigos.

Sin embargo, Jesús lo hizo. Sin respaldo alguno de la tradición bíblica, distanciándose de los salmos de venganza que alimentaban la oración de su pueblo, enfrentándose al clima general que respiraba en su entorno de odio hacia los enemigos, proclamó con claridad absoluta su llamada: «Yo, en cambio, os digo: amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen».

Su lenguaje es escandaloso y sorprendente, pero totalmente coherente con su experiencia de Dios. El Padre no es violento: ama incluso a sus enemigos, no busca la destrucción de nadie. Su grandeza no consiste en vengarse, sino en amar incondicionalmente a todos. Quien se sienta hijo de ese Dios no ha de introducir en el mundo odio ni destrucción de nadie.

El amor al enemigo no es una enseñanza secundaria de Jesús dirigida a personas llamadas a una perfección heroica. Su llamada quiere introducir en la historia una actitud nueva ante el enemigo, porque quiere eliminar en el mundo el odio y la violencia destructora. Quien se parezca a Dios no alimentará el odio contra nadie, buscará el bien de todos, incluso el de sus enemigos.

Cuando Jesús habla del amor al enemigo no está pidiendo que alimentemos en nosotros sentimientos de afecto, simpatía o cariño hacia quien nos hace mal. El enemigo sigue siendo alguien del que podemos esperar daño, y difícilmente pueden cambiar los sentimientos de nuestro corazón.

Amar al enemigo significa, antes que nada, no hacerle mal, no buscar ni desear hacerle daño. No hemos de extrañarnos si no sentimos amor o afecto hacia él. Es natural que nos sintamos heridos o humillados. Nos hemos de preocupar cuando seguimos alimentando odio y sed de venganza.

Pero no se trata solo de no hacerle daño. Podemos dar más pasos hasta estar incluso dispuestos a hacerle el bien si lo encontramos necesitado. No hemos de olvidar que somos más humanos cuando perdonamos que cuando nos vengamos. Podemos incluso devolverle bien por mal.

El perdón sincero al enemigo no es fácil. En algunas circunstancias, a la persona se le puede hacer prácticamente imposible liberarse enseguida del rechazo, el odio o la sed de venganza. No hemos de juzgar a nadie desde fuera. Solo Dios nos comprende y perdona de manera incondicional, incluso cuando no somos capaces de perdonar.










domingo, 12 de febrero de 2017

INTERÉSATE - FAMILIA

ORGANIZACIÓN ECLESIAL DE MANOS UNIDAS


Campaña de Año 2017: El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida

Un tercio de nuestros alimentos acaba en la basura. Mientras, 800 millones de personas siguen pasando hambre en el mundo. 

Manos Unidas nació como Campaña contra el Hambre para dar respuesta a una llamada de la Comunidad Internacional a unir esfuerzos y acabar con esa lacra en el mundo. Sesenta años después asistimos a lo que San Juan Pablo II denominó "la paradoja de la abundancia": a pesar de que se produce lo suficiente para alimentar a casi el doble de la población mundial actual, sigue habiendo 800 millones de personas a las que se niega el derecho fundamental a alimentarse. 


MISTERIO DE LA VIDA - TESTIMONIO

 ANGELA MERKEL


Actual canciller alemana, regenta el cargo desde el año 2005. Nacida el 17 de julio de 1954, Ángela Merkel es una política y física germana, presidenta de la Unión Democrática Cristiana de Alemania.

Durante su mandato, ha liderado las riendas de la Unión Europea apostado por un modelo basado en mantener la productividad alemana y continuar con su fortalecimiento económico y político en el continente europeo, con un notorio acercamiento a Rusia y una clara predominancia sobre la Unión Europea.

Cuando comenzó la crisis económica mundial, Ángela Merkel fue la principal líder en Europa y solicitó expresamente a todos los países de la eurozona la puesta a cabo de políticas de austeridad. En materia local, ha llevado a cabo una Reforma del Sistema de Salud en Alemania y se ha enfocado en el desarrollo energético de su país, defendiendo el uso de la energía nuclear, así como impulsando programas para la fortificación de fuentes alternativas de energía en el país germano.





TESTIMONIO DE ANGELA MERKEL


«Se necesita una identidad europea, con la forma de un tratado constitucional y, desde mi punto de vista, debería estar ligado al cristianismo y a Dios, pues el Cristianismo ha forjado de manera decisiva a Europa»

«La integración de Europa tiene que ser, antes que nada, un proceso que nos permita vivir juntos compartiendo los valores básicos de la cultura cristiana occidental»